Emisiones de Alcance 1

Emisiones de Alcance 1

Definición de las emisiones de  Alcance 1

Tal como especifica el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, las emisiones de Alcance 1 son las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) directas de una empresa. Esto significa que las emisiones provienen de fuentes que están bajo la propiedad o el control de la empresa en cuestión. Por otra parte, el Alcance 2 cubre las emisiones indirectas como la electricidad utilizada por la organización, mientras que el Alcance 3 abarca las emisiones de las actividades anteriores y posteriores en la cadena de suministro. 

Los tres alcances son categorías de inventario que contabilizan las emisiones directas e indirectas de una empresa, así como las de su cadena de creación de valor. Al calcular una huella de carbono corporativa, esta categorización refleja una visión exhaustiva de qué emisiones se deben atribuir a una empresa en particular. Los alcances también contribuyen a garantizar que múltiples organizaciones no contabilizan las mismas emisiones dentro del mismo alcance.

El Alcance 1 se refiere a las emisiones directas de GEI de una organización 

Ejemplos de emisiones de Alcance 1

Las emisiones de Alcance 1 son el resultado de la combustión directa de combustibles fósiles por parte de una empresa determinada. Dichas emisiones se pueden agrupar en cuatro categorías en función de la fuente del gas emitido. 

La combustión estacionaria se refiere a las emisiones de combustibles quemados en equipos estacionarios, como es el caso de la combustión de petróleo o gas en un sistema de calefacción local. Las emisiones derivadas de la quema de combustible usado por la flota de vehículos propia de la empresa, por tanto, recaen dentro de la combustión móvil.  

Las emisiones de procesos son causadas por procesos físicos o químicos, por ejemplo los humos liberados durante la fabricación in situ y otros procesos industriales. Si las emisiones se han producido al utilizar equipamiento propio o directamente controlado por la empresa, entonces recaen dentro del Alcance 1. 

Además de las emisiones derivadas de la quema de combustibles fósiles, el Alcance 1 también incluye emisiones fugitivas de refrigerantes y otros gases. Las emisiones fugitivas pueden ser filtraciones involuntarias, pero también pueden ser la liberación gradual anticipada de gas con el paso del tiempo, como el procedente del tratamiento de las aguas residuales o las torres de refrigeración. 

También es importante señalar que el Alcance 1 no cubre las emisiones derivadas de la producción de la electricidad comprada y utilizada por la empresa. Con la excepción de las empresas energéticas, estas se consideran emisiones indirectas y se incluyen dentro del Alcance 2.

Cómo reducir las emisiones de Alcance 1

Como ya hemos mencionado, las emisiones de Alcance 1 provienen de las actividades propias de una organización o bien de fuentes directamente bajo su control. Por este motivo, el Alcance 1 puede ser un buen punto de partida para los esfuerzos de reducción. 

El primer paso para reducir las emisiones es calcular su huella de carbono corporativa. Esto establece una línea base de emisiones y le permite a su empresa identificar áreas para una reducción potencial. Dependiendo de la organización, los ejemplos pueden incluir la renovación de la flota de la empresa con vehículos eléctricos o el calentamiento de los edificios de oficinas con bombas de calor en lugar de con gas.

Descargue nuestro libro electrónico gratuito para descubrir más información sobre las emisiones de Alcance 1, 2 y 3 o visite la ClimatePartner Academy para conocer más a fondo la acción climática.

¡Regístrese ahora gratis!